Flash Menu

Love & Sex in Cinema

El cine es sexy. Muchos son los que, a lo largo de la historia, han dedicado todos sus esfuerzos a intentar que el cine fuera algo “puro y sano” donde prevalecieran las grandes virtudes cristianas por encima de lo más cerdesco de la condición humana. Naturalmente, fue un fracaso. El cine es un espejo de la humanidad, un protector de sueños; en él nos buscamos a nosotros mismos, le pedimos comprensión y respuestas. El amor sexual, el deseo de tocar, entrar y poseer otro cuerpo que necesitamos, es, tanto en su faceta más ligh como en la más brutal, algo sencillamente precioso y mágico. Como tal, esa magia necesaria nos ha dado en el cine momentos tan calientes como de intensa belleza, escenas que nos excitan y nos emocionan porque hablan de nosotros y de lo que anhelamos, de un “pasatiempo” tan indispensable para nosotros como lo es el respirar. Las personas amamos, follamos y nos deseamos (incluso todo a la vez), y ha sido así desde el amanecer de los tiempos.

Por esa razón, queremos homenajear ese estremecimiento carnal y esa ternura que tantas sonrisas cómplices, humedades y erecciones ha provocado el cine en sus espectadores, y lo haremos mediante un video que hemos montado con muchísimo cariño y que es un collage animadito de grandes momentos sexys al son, como no, de una canción indispensable: Je t’aime, moi non plus, de Serge Gainsbourg.
 

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Y muy buen trabajo fotográfico el tuyo. Gracias por comentar :)¿Va bien el negocio? Saludos.

      Eliminar